10:38 am - Miércoles Septiembre 20, 2017

A FRANCISCO JIMENEZ FUENMAYOR LE LLENA DE ALEGRÍA MI ALEGRÍA

“El buscador / deja de buscar, / el alma se serena…”, dice en unos de sus poemas Francisco Jiménez Fuenmayor, amigo y hermano de letras y de sueños pero también de esperanzas que durante todos estos largos años ha estado a mi lado a pesar de la lejanía. Allá, desde Cataluña, con frecuencia me habla en sus poemas sobre la muerte, las dolencias, la tristeza, y por encima de todo ello el amor no como un sentimiento más, sino como una eterna dádiva, la única capaz de hacernos sentir vivos, de convertirnos en reales seres humanos.

Su poesía suele ser de lenguaje directo, parca en imágenes pero abundante en conceptos. Pero más que conceptos filosóficos, vital y pura doctrina capaz de obligamos a reflexionar en nuestra propia existencia.

Comparto entonces con los lectores de mis blogs literarios estas creaciones suyas, como un homenaje a nuestra amistad de ya larga data.

POEMAS DE FRANCISCO JIMÉNEZ FUENMAYOR

TE DESPIERTAS

Te despiertas de un mal sueño
y ves aliviado que nada es real.
Los olores, los colores, los sentimientos.
Los escenarios, los actores, el guión
los diálogos, los tiempos.

Lo que parecía sólido y eterno;
es sutil, fugaz y etéreo….

Entonces….
Por qué las flores?
Y las lágrimas?

Por qué todos reunidos?
Y por qué están tan serios???

KINTSUKUROI

Múltiples vidas.
Múltiples fracturas.
Múltiples arreglos.

Se va filtrando el oro
en los intersticios
y en los recovecos.

Poco a poco…
Porque es lento.

Hasta que no quede nada
de la frágil porcelana
ni del barro modesto.

Ahora tú, todo eres áureo
brillante, noble y macizo.
Eterno e inquebrantable.
Ahora tú, eres Divino!!!

DIOSAS

Desde niño lo he notado:
un estremecimiento, un rubor
cosquillas en el estómago
y pinchazos en el corazón.

Algunas mujeres bellas
causan en mí sensación…

Ahora ya se lo que pasa
Ahora, sin discusión.
Me conmueve la belleza,
la belleza de la obra de Dios.

Ángeles de carne y hueso.
Divinas por la Gracia…
Por la Gracia del Creador!!!

Son sus rostros celestiales.
Y sus ojos, dos pozos son
donde no me atrevo,
anonadado….
Ni asomarme yo.

AMOR Y DOLOR

El amor y el dolor
bailan un vals eterno
al uno y al otro lado
del espejo.

Alexander hirviendo
adormidera de su jardín
para su esposa enferma,
pensó en calmarla,
más rápido,
e inventó la jeringuilla
hipodérmica.

Era por mil ochocientos cincuenta
Era por amor y por el dolor de ella.
La compasión es un bálsamo
que cura por dentro y por fuera.

Por los ojos
se comunican
las almas.
Por los ojos
Y por las manos
abiertas.

Y muchas veces
las lágrimas
disuelven toda
frontera.

Cuando dos
lloran juntos.
Una sola ALMA
se expresa.

COMADRONA

Es un ser de luz bondadoso
que te ama y que te vela
y que te cantará las nanas
más dulces…
más allá de las estrellas
Es una hada preciosa.

Es la mejor médico
y la mejor enfermera.
Te espera pacientemente
para curar tus heridas
para aliviar tus penas.

No creas a quien la ve tenebrosa
pábulo de fría figura negra.
No lo creas, no les creas.

No lleva feroz guadaña
sino almohada de plumas
para que mansamente descanse
el peso de tu cabeza.

La odiamos y despreciamos
pero Ella solo sabe ser buena.
Cuando pare tu músculo cardíaco
lo oirá y vendrá presta.

UN DOS TRES, PICA PARED

Cada telegrama es un aldabonazo
en las puertas de tu alma.

Entre la escoria y los escombros
la soledad de la rosa pura.

Y son como cintas de seda flotantes
la obra de un Dios inteligente.

Cuando no prescribe el talento
ni el brillo de las musas.

El amo del mundo es el poeta,
nacido para la gloria más humilde
de la corona tinta de espinas
y el via crucis de papel.

Y la bellísima bibliotecaria
de los ojos líquidos
me arrebata el libro de las manos
con el bálsamo de su delicada sonrisa.
– La poesía no se vende…

Y me alcé de puntillas
para rozar con mi frente
algún átomo de inspiración.

SEMILLAS

Somos semillas silentes
en la más seca y negra oscuridad
de los tiempos.
Bajo la hojarasca, la pinaza y el manto
del polvo de los siglos.

Esperamos al Ángel de las Aguas
como el mayor desafío:
La ternura del corazón verde
al romper la corteza, la costra,
con sus brotes sensibles
sedientos de luz.

Mientras…
Oímos la música de la nada.
Y soñamos con moléculas nutritivas.
Y un lugar al Sol.

BUSCADORES

Casi siempre es el dolor
el que te abre las verjas
de un estado desalterado
de conciencia.

Pierdes las razones
y las creencias.
Las limitaciones se parten
como oxidadas cadenas,
y solo la luz del amor
entra por tus ventanas
y tus puertas.

Todo es tan simple.
Que hasta le cuesta
verlo para creerlo
a la mente inquieta.

Siempre es el corazón
la última meta.

Vivir para vivir,
querer para querer…

Es como el aire que entra
en tus pulmones
y te oxigena.

El buscador
deja de buscar,
el alma se serena.

Y llega un brillo
a tus ojos…
que no es ya
de esta tierra.

Categorías: Escritores amigos

No hay comentarios para mostrar.

Escribir un comentario